Detalles a considerar para establecer unos hábitos saludables.

BY Terapias Obesidad IN , , , , , , ,

precio método POSE tratamientos obesidad

Cambiar los hábitos de alimentación y de estilo de vida es fundamental si se quiere acabar con el problema del sobrepeso y la obesidad.


Sea cual sea la opción escogida para ayudarnos a luchar contra los kilos de más (dieta supervisada por nutricionista, balón intragástrico, método POSE, Sistema Aspire,etc.. este cambio debe darse sí o si para que la pérdida de peso no sea temporal. No se trata de perder peso sino de mantener un peso saludable de por vida.

En este cambio de hábitos se incluyen algunos detalles que son significativos y fundamentales para sentar las bases de unos hábitos saludables. 

Por ello el equipo médico  que haya detrás de cualquier tratamiento médico destinado a tratar la obesidad, debe trabajar con el paciente en algunos de estos "detalles" facilitando la interiorización de estos cambios que no sólo hacen referencia al ¿qué comemos? sino también al ¿cómo comemos? Veamos cuáles son algunos de ellos a nivel alimentación:

.-La persona con sobrepeso/obesidad debe poder diferenciar claramente cuándo tienen una sensación de hambre y cuando la sensación que empuja a comer es la ansiedad pero no el hambre. Algo que aparentemente parece "fácil" de ver no lo es. Es fundamental ver esta distinción y tenerla en cuenta para controlar mejor lo que ingerimos cuando la sensación corresponde a un ataque de ansiedad.

.-El paciente y el nutricionista deben estudiar los horarios del paciente y establecer una rutina de comidas fija, espaciando el tiempo entre ingestas y procurando que las horas de ingestión de alimentos sean siempre las mismas.

balón intragastrico cambio de hábitos alimenticios.-El objetivo de tratamientos como el Balón Intragástrico o el Método POSE es ayudarnos a cambiar los hábitos alimenticios. Un mal hábito es comer deprisa y sin masticar bien puesto que nos lleva a ingerir más cantidad de comida. Aprender a comer despacio, utilizando siempre cubiertos sea cual sea el alimento, y saboreando la comida ayudará a que comamos menos y mejor. Nuestro estómago además nos lo agradecerá y mucho!.

.-Para aprender a comer menos hay algunos pequeños trucos que funcionan, por ejemplo.. ¿cambiar la vajilla? Si optamos por un tamaño de plato más pequeño lo veremos lleno antes y psicológicamente no tendremos la sensación de estar "comiendo poco" o de "estar a dieta" con todas las implicaciones que ello conlleva. Obviamente las medidas son más o menos estándar pero dentro de la franja de diámetros de platos pueden haber diferencias de hasta 5 centímetros que en algunos casos es el 20% del total del diámetro del plato. Por ejemplo podemos encontrar platos hondos desde 20-25 centímetros de diámetro y esa diferencia es significativa en cuanto a la cantidad de comida a incluir.

.-Servir la comida en el plato  y no dejar fuentes, ollas, etc.. con comida sobrante y que inviten a "repetir", es también una forma de evitar comer más de la cuenta. Como dice el dicho "ojos que no ven...." pues igual sucede con la comida.

.-Cambiar la forma de comprar alimentos e interpretar el etiquetado nutricional (la nutricionista nos explicará cómo) es la mejor opción para dejar de antemano muchos alimentos en el lineal del supermercado que no nos hacen ningún bien si lo que pretendemos es adelgazar.

.-Por último cambiar la forma de cocinar y preparar los alimentos. Este es probablemente uno de los aspectos más difíciles. Si siempre hemos cocinado de una forma concreta es difícil pasar de un día para otro a una forma de cocinar más sana. La parte positiva es que habitualmente la alimentación más saludable requiere menos esfuerzos a nivel de tiempo y dedicación (menos salsas o guarniciones, cocción sencilla versus fritos, rebozados, empanados o guisos que requieren más tiempo, etc...). De este modo además de comer más sano dispondrás de algo más de tiempo. 

grupos de apoyo foro personas con sobrepeso y obesidad
¿En qué se puede invertir ese tiempo?  Sin duda si hablamos de perder peso, la mejor forma de invertir el tiempo es practicando cualquier tipo de actividad que te ayude a quemar parte de las calorías que ingieres. No es necesario convertirse en deportista de la noche a la mañana, bastará con incrementar la actividad física, caminar más, subir escaleras en lugar de coger el ascensor, hacer parte del trayecto al trabajo caminando o aparcando el coche más lejos para poder caminar un rato, en definitiva moverse!.