Apnea del sueño e Insomnio por obesidad.... cuando el dormir bien se convierte en una pesadilla

BY Terapias Obesidad IN , , , , , ,

tratamiento con balón intragástrico para la mejora apnea del sueño

Dormir bien es fundamental para que nuestro organismo se recupere del desgaste natural que sufrimos durante el día. 


Por contra, no dormir bien pasa factura a nuestra salud. Órganos como el corazón, los pulmones y los riñones pueden verse afectados por una falta de descanso óptimo y algunos procesos metabólicos (alimentación, control del peso, etc..) también se ven alterados por un mal descanso.

La apnea del sueño es uno de los factores que hacen que muchas personas no descansen correctamente durante la noche. 

Se produce por un cierre mecánico de las vías respiratorias  que hace que la respiración se detenga mientras se está durmiendo. Para que se considere apnea del sueño estas pausas respiratorias deben darse al menos unas 30 veces durante el descanso. A menudo se asocian con el despertar ya que la falta de aire hace que la persona que padece este trastorno se acabe despertando.

Los síntomas para detectar la enfermedad son varios:

.Sensación de sueño durante el día (somnolencia diurna) con los riesgos que esto implica (dormirse al volante o realizando cualquier otra actividad que suponga un riesgo)
.Pérdida de memoria, alteraciones del comportamiento como mayor irritabilidad, estrés, ansiedad
.Dolor de cabeza
.Alteraciones cardiovasculares causadas por la falta de aire. La apnea hace que el corazón deba bombear de forma más intensa cada vez que falta oxígeno en la sangre. Trastornos en el ritmo cardíaco e hipertensión arterial.
.Otros síntomas como disminución de deseo sexual, impotencia y cansancio generalizado.

Uno de los principales factores que están detrás del trastorno de apnea del sueño es el sobrepeso/obesidad. 



tratamiento con balón intragástrico barcelona Dr. Turró y Dr. Espinós
Las personas con problemas de exceso de peso tienen una mayor predisposición a padecer alteraciones respiratorias. Se estima que entre el 60% y el 70% de las personas que padecen el Síndrome de la Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS) son obesas.

Según el estudio  médico "Obstructive sleep apnea syndrome in morbid obesity: effects of intragastric balloon" (Síndrome de Apnea del Sueño: Efectos del balón intragástrico), el tratamiento con Balón Intragástrico - que recordamos tiene como finalidad ayudar en una reeducación de hábitos alimenticios y de estilo de vida que facilite la pérdida de peso- resultó efectivo para la mejora de esta enfermedad, además de para la pérdida de peso. Según concluye el estudio, una reducción de peso del 15% peso inicial se relaciona con una mejora sustancial del Síndrome de Apnea del Sueño.

Por lo tanto una vez más y ante un problema de sobrepeso, los tratamientos destinados a adelgazar no tienen como único fin la pérdida de peso sino más bien al contrario: la pérdida de peso es la consecuencia de un cambio de vida que influye en diferentes niveles del individuo (salud físíca, mental y emocional) basada en la reeducación de la conducta alimentaria y de estilo de vida del paciente. 

Este proceso de "reeducación" se consigue gracias a la labor de un equipo médico multidisciplinar que haga un buen seguimiento del paciente y a la ayuda de tratamientos como el Balón Intragástrico o el Método POSE que facilitan la parte de cambios en la conducta alimentaria.