La obesidad en familia

BY Terapias Obesidad IN , , , ,


Nos encontramos en un momento en que la obesidad cada vez afecta a más gente, tanto a adultos como a adolescentes, hasta el punto que la Organización Mundial de Salud ha calificado la obesidad como "la epidemia del siglo XXI".


La obesidad es una enfermedad que depende de muchos factores y variables que pueden propiciar o favorecer su aparición y evolución. Uno de los factores importantes es la familia.
Aunque así a primera vista decir que la familia afecta a la obesidad puede parecer una afirmación un tanto abstracta, vamos a intentar explicarnos. Por un lado hay que tener en cuenta la importancia de la herencia genética, un factor que se ha demostrado que puede afectar a la aparición de la obesidad entre un 40 y un 90% de los casos. Ante el poder de la genética poco podemos hacer, pero sí que podemos actuar en otros campos que también afectan a la aparición de la obesidad.

Predicar con el ejemplo en la mesa

Para empezar hemos de predicar con el ejemplo en cuánto a los hábitos alimenticios. La alimentación familiar es vital para conseguir un crecimiento saludable, una vida sana y conseguir evitar problemas de sobrepeso. Se ha demostrado que comer en familia es beneficioso para todos los integrantes de la familia. Comer juntos hace que se trate de una velada más distendida, con lo que se come más despacio y se ha demostrado que cuánto más lento, más masticas y menos engordas. Por tanto es más beneficioso intentar reunirse alrededor de una mesa para compartir un buen momento comiendo que comer solos, en el trabajo o por el camino.


Además hemos de darle importancia a comer en familia ya que de esta manera se suelen evitar alimentos precocinados o comida rápida y se opta por alimentos frescos y sanos. No podemos olvidar que inculcar desde bien pequeños unos buenos hábitos en la alimentación es vital para acostumbrar a los chicos y reducir las probabilidades de que la obesidad aparezca en edades adultas.

Incentivar la actividad física

El otro aspecto fundamental para llevar una vida sana es realizar deporte. Somos conscientes de que muchos padres pasan muchas horas en el trabajo y pueden estar poco tiempo en casa. Desde aquí animamos a qué el tiempo que estén junto a los pequeños de la casa se invierta en realizar alguna actividad conjunta. Es mejor salir a pasear, hacer una excursión o jugar a algo que pasar un rato frente a la tele o el ordenador. El sedentarismo es una de las principales causas del sobrepeso, y por tanto se ha de evitar y fomentar la práctica del deporte.

El apoyo de la familia

Para acabar, queremos destacar el poder que tiene la familia. Entre todos nos hemos de concienciar de los peligros que conlleva sufrir sobrepeso u obesidad y si vemos que un ser querido está sufriendo esta enfermedad lo mejor que podemos hacer es tratar el tema con la delicadeza que se trata. Intentar abrir los ojos y con el apoyo de toda la familia, luchar y apoyo en un proceso de pérdida de peso que suele ser largo y en la que hay muchos momentos de desmotivación. Con el apoyo de toda la familia es más fácil.