Conócenos: Entrevistamos a nuestra psicóloga, Sonia Oliva

BY Terapias Obesidad IN , , , , , ,

Mucho se ha escrito  sobre la importancia del papel del psicólogo en el tratamiento del paciente con obesidad, tanto para intervenir en el proceso de evaluación previo al tratamiento como a posteriori en el seguimiento psicoterapéutico que debe acompañar al paciente durante el tratamiento.

La Dra. Sonia Oliva del equipo médico de Terapias de la Obesidad nos responde a una serie de preguntas  con respecto a la importancia del psicólogo en  el tratamiento de la obesidad

1).-¿Hasta qué punto se ha demostrado la importancia de la figura de un psicólogo en el seguimiento multidisciplinar de un paciente sometido a un tratamiento destinado a combatir la obesidad?

Hasta no hace mucho, y todavía se hace, la terapia contra la obesidad se basaba únicamente en trabajar la ingesta excesiva de alimentos y el estilo de vida sedentario, esto nos ha llevado a perder peso pero no a mantenerlo a corto y medio plazo, el 90% en uno a tres años recuperaban el peso y en algunos casos más de lo perdido. Esto lleva la persona obesa a tener sensación de culpabilidad, ansiedad y una baja autoestima. 

Son muchas las investigaciones que nos han demostrado que en el desarrollo de la obesidad existen factores cognitivos, emocionales y sociales-familiares importantes y que se han de abordar para consolidar los cambios a largo plazo.

Existe un estudio británico publicado en la revista  BMC MEDICINI que concluye que , los chicos/as que tenían una autoestima más baja, los que sentían que tenían menos control sobre sus vidas y los que estaban más preocupados por ganar peso fueron los que 20 años después tenían una mayor propensión a la obesidad. Y que esta tendencia es mayor en las chicas que en los chicos.
Según este estudio, no es que la obesidad nos lleve a una baja autoestima si no que ha sido la baja autoestima la que les  ha llevado a la obesidad.


2).-En diferentes publicaciones sobre psicología de la obesidad se pone de manifiesto que para conseguir el éxito en la pérdida de peso del paciente a largo plazo el tratamiento psicológico a posteriori es fundamental para conseguir los objetivos deseados ¿Qué opina con respecto a este tema?

El tratamiento psicológico es fundamental y necesario tanto en la parte previa, un buen diagnóstico es probablemente el mejor indicador de éxito, hay que saber cuál es el momento del paciente y su predisposición al cambio también es esencial en todo el proceso del tratamiento, como herramienta de trabajo junto con otros apoyos como podría ser el balón gástrico, método pose, nutrición etc…y por supuesto a posteriori, por ello nuestros tratamientos duran 2 años como mínimo, dependiendo de las características de cada paciente.


3).-Con respecto a la fase previa al tratamiento, hasta qué punto es determinante la entrevista psicológica prequirúrgica para la obtención de  unos buenos resultados?

Como te decía anteriormente, desde mi punto de vista, es el mejor indicador de éxito o fracaso….buscamos EL CAMBIO….cada uno su propio cambio y no todos los pacientes están preparados para ese cambio, por mucho que parezca que lo necesiten….una terapia psicológica  previa a medida  puede ayudarnos a preparar al paciente para el cambio que desea y necesita antes de cualquier intervención.


4).-Con respecto a la evaluación psicológica post tratamiento y el seguimiento del paciente  ¿podría definirnos cuáles son las etapas y las principales metas desde el punto de vista psicológico, por las que pasa el paciente?

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que los tratamientos psicológicos son individualizados, por tanto, con cada paciente tenemos metas y objetivos que pueden no coincidir, lo mismo ocurre con las etapas, dependiendo del estado del paciente las etapas también cambian.

Hay un dicho que dice "hay tantos tipos de obesidad como obesos"
No tenemos formulas cerradas, porque eso ya se ha demostrado que no funciona.

Sí que creo que un buen trabajo terapéutico  no debe dejar de trabajar el  apoyo, información y educación, fortalecimiento y facilitación de la catarsis y expresión de conflictos por parte del paciente.

Esto último principalmente porque en el paciente obeso se presentan comúnmente problemas en el área corporal (representación psíquica consciente e inconsciente del propio cuerpo), observándose una deteriorada imagen de sí mismo y de su cuerpo, bajas expectativas de auto eficacia y logro.


5).-En relación a  los datos actuales sobre prevalencia de la obesidad a nivel mundial y que de alguna forma “ se escapan “ a todas las posibles teorías acerca de la psicogéneis de la obesidad, cree que podríamos hablar de una pandemia de origen psicológico?


No se si utilizaría la palabra PANDEMIA,,,,pero desde luego el factor psicológico tiene una importancia primordial en esta enfermedad….

Por tanto un tratamiento integral del paciente obeso debe facilitarle no sólo herramientas que le permitan un cambio de hábitos alimentarios y de estilo de vida, sino también debe proveer de herramientas básicas para lograr un fortalecimiento interno básico, que le ayude a obtener resultados óptimos (en este caso, la reducción de peso) y también algunos "bastones" que, al igual que cualquier paciente dependiente de sustancias, le otorguen la seguridad y confianza para enfrentar posibles situaciones de "recaída" (ingesta excesiva de alimentos, por ejemplo). 

Dentro de este último punto se pueden mencionar, por ejemplo, el uso de técnicas de discriminación de emociones y estados internos, técnicas para el manejo de ansiedad y las técnicas conductuales de des focalización.


6).-¿Cómo varía el tratamiento psicológico en función de cada caso?, es decir, desde el punto de vista de la psicoterapia ¿requiere el mismo seguimiento un paciente con un sobrepeso u obesidad leve que un paciente con obesidad grave o trastornos alimenticios como el trastorno por "atracón"?

El tratamiento varía en cada caso, ya que es totalmente individualizado, y eso se traduce en el número de sesiones, la periodicidad de las mismas y cómo no en el propio tratamiento a seguir.