La pérdida de peso conseguida con tratamientos específicos como el balón intragástrico o la novedosa cirugía endoluminal pueden repercutir positivamente en enfermedades asociadas a la obesidad como la diabetes tipo 2 .

BY Terapias Obesidad IN , , , , , , , ,


Es bien sabido que existe una estrecha relación entre obesidad y diabetes tipo 2. El  sedentarismo,  unos malos hábitos alimenticios y en especial el sobrepeso son algunas de las principales causas la aparición de  diabetes de tipo 2.

La diabetes de tipo 2 es una enfermedad crónica que se caracteriza fundamentalmente en que el paciente presenta unos altos niveles de glucosa en la sangre. Este tipo de diabetes se va desarrollando de una manera gradual, lentamente con el tiempo. En la mayoría de casos, las personas que la padecen tienen también sobrepeso u obesidad. El aumento de la grasa le dificulta al cuerpo el uso de la insulina de la manera correcta.

El objetivo del tratamiento de la diabetes 2 es el conseguir normalizar los niveles de glucemia a corto plazo y a la larga prevenir otras complicaciones.

En este sentido, algunos tratamientos como por ejemplo el tratamiento con balón intragástrico o la cirugía endoluminal , facilitan que con la pérdida de peso conseguida pueden mejorarse o por lo menos normalizarse los niveles de glucemia.

Según los Dres Jorge C. Espinós y Jesús Turró - miembros del equipo médico de Terapias de la Obesidad- “las personas que se someten a un tratamiento para la pérdida de peso como por ejemplo el balón intragástrico o la cirugía endoluminal, mejoran considerablemente en las enfermedades que suelen ir asociadas a la obesidad como la hipertensión o la diabetes. Esta mejora no se debe al tratamiento en sí mismo sino a la pérdida de peso que se consigue con algunso de estos tratamientos. No debemos olvidar- añade el Dr. Turró- que el tratamiento por sí solo no produce la pérdida de peso sino que el objetivo es que a través del tratamiento se  ayude al paciente  a cambiar los hábitos alimenticios y el estilo de vida causante del sobrepeso.
La obesidad ( IMC > 30 kg/m2)  se estima que afecta ya al 28% de la población española mayor de 18 años y la prevalencia de diabetes tipo 2 se sitúa en un 13,8% de la población española, según el estudio diab@bet.es (1).

Por eso, cuando el ejercicio físico y las dietas ya no son suficientes, la única solución es recurrir a tratamientos específicos para solucionar su enfermedad.

En este campo, la aparición de nuevas técnicas menos invasivas que la cirugía tradicional como la cirugía endoluminal -una técnica quirúrgica que permite reducir el estómago vía endoscópica sin incisiones - ayuda al paciente a modificar sus hábitos alimenticios y permite perder más peso que con otros programas dietéticos, consiguiendo consecuentemente una mejora general en las enfermedades asociadas al sobrepeso.
  
El tratamiento quirúrgico denominado POSE (Primary Obesity Surgery Endoluminal o Cirugía Primaria Endoluminal de la Obesidad), permite, gracias a las herramientas técnicas de última generación, reducir la capacidad del estómago por vía oral sin necesidad de abrir ninguna vía de acceso. El procedimiento endoscópico consiste en realizar pliegues en el estómago y suturarlos para reducir su tamaño. Así, la capacidad del estómago queda limitada y el paciente presenta temprana saciedad, ya  que se consiguen antes los valores máximos de distensión gástrica que provocan la sensación de saciedad.

Dado que todo el procedimiento se lleva a cabo por vía endoscópica  y no a través de cirugía o cortes en la zona abdominal se minimizan considerablemente los riesgos de infección así como otras complicaciones asociadas. Todo ello hace que la estancia del paciente en el hospital sea inferior además de que todo el proceso sea mucho menos doloroso y la recuperación más rápida. Un mes después, guiados por el equipo multidisciplinar formado por nutricionistas, psicólogos y médicos, el paciente podrá ingerir una dieta equilibrada convencional.  

Los resultados en cuanto a pérdida de peso dependen siempre de cada paciente, sin embargo  en la mayoría de casos los pacientes empiezan a perder peso en las primeras cuatro semanas. En base a nuestra experiencia, en el cuarto mes después de la intervención, los pacientes han perdido una media de 49,77%  (aproximadamente la mitad) del exceso de peso que tenían.

Este nuevo tratamiento,  “cirugía por orificios naturales” se recomienda especialmente para aquellos pacientes con sobrepeso u obesos con índices de masa corporal (IMC) comprendidos entre los 34 y 40 kg/m2; también puede ser adecuada para aquellos pacientes a los que otros métodos no  les haya funcionado o que no quieran someterse a cirugías mayores como by-pass u otras técnicas de cirugía bariátrica.

Nuestro equipo médico es pionero en España en el tratamiento de la obesidad  mediante cirugía endoluminal,  habiendo realizado desde el mes de marzo del año pasado más de  30  intervenciones en las que en el cuarto mes después de la intervención, los pacientes han perdido una media de 49,77%  (aproximadamente la mitad) del exceso de peso que tenían, siendo la pérdida de peso media a los 2 meses de 13,6 kilos.

También fuimos pioneros en  introducir el balón intragástrico en España y desde hace más de 17 años venimos realizando esta técnica con numerosos pacientes que han alcanzado un promedio de pérdida de peso de alrededor de 20-22 kg ( en los más de 1.600 pacientes tratados hasta la fecha)

Nuestro objetivo es  la lucha contra esta enfermedad crónica que se ha convertido en uno de los mayores problemas de la actualidad y que en la mayoría de los casos es desencadenante de otras enfermedades .

(1).-Según datos del estudio Di@bet.es realizado por  CIBERDEM.

Más información: www.terapiasobesidad.es