¿ADICCION A LOS DULCES?

BY Terapias Obesidad IN , , ,


Algunas personas sienten una necesidad prácticamente adictiva de comer algo dulce.  Si esta necesidad se controla y no se convierte en adicción no pasa nada, sin embargo en la mayoría de los casos lleva a un círculo vicioso que termina haciendo que la persona coja unos kilos y en muchos casos acabe en sobrepeso.

Por eso debes estar atento a  las  principales señales de alerta que nos indican que padecemos esa adicción al dulce.

La principal señal de alarma se da cuando la persona siente ansiedad o angustia antes de comer el dulce y se siente reconfortada una vez ha comido el dulce. Otra señal es cuando a pesar de no sentir esa “angustia” la persona no puede dejar de pensar en esa tableta de chocolate o esos bollos que hay en el armario. Ambas señales pueden ser desencadenantes de una “adicción” , que como tal, necesita ser tratada.

Para ello, hay algunos trucos que pueden ayudarte:

a).- Intenta comer alimentos con fibra que sean saciantes ( cereales) y que por lo tanto disminuyan tu apetito.
b).- Intenta hacer ejercicio antes de comer o de cenar o del momento en que sientas esa ansiedad. Cuando uno está cansado y ha hecho una actividad física más o menos intensa, disminuye la sensación de tener un apetito “descontrolado”.
c).- Sustituye los alimentos dulces con muchas calorías por otros que son dulces igual  pero mucho más saludables y con menos calorías como por ejemplo barritas de cereales integrales que lleven algo de chocolate.

Si aún y así sigues sin poder controlar el apetito por lo dulce y sigues acumulando peso, consulta a un profesional médico especializado en el tratamiento de la obesidad que forme parte de un equipo multisciplinar (médico, nutricionista, psicólogo… ) y con programas como el del balón intragástrico.El balón intragástrico (una especie de globo de silicona que se coloca en el estómago) actúa proporcionando una sensación de saciedad tal que hace que no te apetezca comer más allá de lo estrictamente necesario por lo que el cambio de hábitos alimenticios, y consecuentemente el cambio de “chip” con respecto a comer dulces para frenar la ansiedad, se vuelven mucho más sencillo.

Más información: www.terapiasobesidad.es