Consejos para Navidad (como evitar los excesos y acumular kilos de más)

BY Terapias Obesidad IN , , , , , , ,

Ya mismo estaremos en Navidad y con ella llegan las comidas familiares y los excesos navideños que deberás controlar si no quieres acabar con unos kilos de más.
A continuación os dejamos con damos algunos consejos a tener en cuenta para controlar los excesos estas navidades:
1).- CUIDADO CON EL APERITIVO: Intenta no picar demasiado o si lo haces escoge aquellos alimentos del aperitivo que tengan menos calorías. Si eres tu quien prepara la comida navideña apuesta por un aperitivo light a base de alimentos con pocas calorías como gambas, almejas, gulas,etc.. y evita aperitivos tipo chorizo, queso manchego, olivas etc.. que incorporan más calorías.
2).-EQUILIBRIO: La palabra clave:
Si finalmente la comida ha sido más copiosa de lo previsto podemos remediarlo con una cena ligera por ejemplo espárragos blancos + lonchas de pavo, un consomé + un yogur desnatado, piña con jamón y zumos de naranja, pomelo o limón. Es muy importante también no saltarse ninguna comida; de esta forma evitarás llegar a las comidas principales con mucha hambre.
3).-BEBIDAS SIN ALCOHOL y preferiblemente AGUA: Acompaña la comida de agua y evita las bebidas gaseosas y con alcohol. En todo caso si vas a tomar alcohol limítate a una copa de vino como máximo.
4).- QUEMA CALORÍAS: Los postres navideños suelen tener muchas calorías. Si haces una excepción durante estas fechas y comes más dulces de los habituales, ten en cuenta que esa misma excepción tendrás que hacerla a la hora de moverte y hacer algo más de ejercicio físico. Si no quieres que esas calorías de más se instalen en tu cuerpo, cuando acabe la comida navideña intenta caminar al menos media hora a un ritmo rápido, o subir escaleras, correr o cualquier otro tipo de actividad física que te permita quemar esas calorías.
5).-COME DESPACIO: Que mejor ocasión que una comida navideña para disfrutar de la familia y conversar mientras comes tranquilamente. El comer despacio y masticando bien hará que ingieras menos cantidad de alimento y acabes “picoteando” menos, además de contribuir a una digestión más ligera.