Terapiasobesidad.es te ofrece toda la información referente a tratamientos para combatir la obesidad y el sobrepeso, los datos publicados provienen de estudios y resultados obtenidos por el equipo de especialistas en endoscopia digestiva de Centro Médico Teknon. La información proporcionada en este sitio Web está dirigida a apoyar o complementar, y no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante de este sitio Web y su médico.

11 de abril de 2014

Paseos Saludables

Ha llegado Abril, un mes propicio para salir a la calle a disfrutar del buen tiempo y a realizar alguna actividad física. Bajo este pretexto, y con el objetivo de promover una vida saludable entra en escena la IV edición de los Paseos Saludables.

Con un lema que dice "Vida activa es salud" está claro que el mensaje es incentivar la actividad física para conseguir alcanzar unos hábitos y un estilo de vida saludable que repercuta sobre enfermedades crónicas como la obesidad.

Esta iniciativa, a cargo de la Dirección General de Salud Pública y Consumo, viene a raíz de la evidencia que practicar regularmente actividad física beneficia la salud, mientras que el sedentarismo es uno de los principales causantes de enfermedades cardiovasculares, obesidad, diabetes, hipertensión....

paseos saludables


Se ha demostrado que realizar una actividad física moderada todos los días de la semana durante 30 minutos ayuda a revertir el sedentarismo y ya es considerado como ejercicio. Por eso se van a fomentar estos Paseos Saludables organizados, donde pueden participar personas de todos los públicos.

Es una iniciativa que se llevará a cabo en Logroño. Pero desde aquí queremos animar a todas las personas con algún tipo de sobrepeso u obesidad que salgan a pasear cada día. Ya sea solo o acompañado, es una buena manera de hacer ejercicio a la vez que disfrutas del buen tiempo y de tu ciudad. Caminar es una de las mejores opciones para empezar a hacer ejercicio, después, poco a poco, se podría evolucionar al running u otros ejercicios con más carga física.

Está demostrado que las personas que son consideradas activas -realizan algún tipo de actividad física con regularidad- mantienen controlados los niveles de tensión arterial, colesterol y glucosa además de controlar mejor su peso corporal. Y no solo tiene una repercusión física, sino que también te permite mejorar el equilibrio, la fuerza, la movilidad y por tanto te sientes mejor, aumentas las defensas de tu organismo y mejoran, en general, la calidad de vida.


7 de abril de 2014

Infografía de la obesidad

Excelente manera gráfica de resumir la situación de la obesidad actualmente. Haz click en la imagen y descubre la infografía completa con datos e información del sobrepeso y obesidad en España.





3 de abril de 2014

Desmintiendo mitos sobre la obesidad (3)

Seguimos con nuestra sección de desmentir mitos que rodean a la obesidad. Esta semana nos hemos inspirado en un artículo publicado en el Sidney Morning Herald escrito por Deborah Cohen, una científica norte-americana especializada en temas de obesidad. En el artículo ella habla sobre más de un mito de la obesidad. Nosotros nos quedamos con el siguiente:

"Soy obeso, es culpa de mis genes"

Es cierto que uno de los varios factores que influyen en el desarrollo de la obesidad es la herencia genética. Aún y así, no se le puede achacar toda la culpa a un problema genético. Veamos:

En el artículo, Debora Cohen nos explica que entre el año 1980 y el año 2000 el número de americanos que padecen obesidad se ha doblado. Y apunta que es un crecimiento demasiado rápido para que los factores genéticos sean responsables. Entonces, ¿cuál es la respuesta a este crecimiento exponencial? Comemos más que antes porque podemos comer más que antes.



En los últimos años la gente come fuera de casa mucho más de lo que se hacía anteriormente. Existen todo tipo de restaurantes, cadenas de comida rápida, máquinas expendedoras, bares y una larga lista de sitios donde a cambio de unos cuantos euros te dan muchas calorías. 

Comer fuera supone, habitualmente, consumir más calorías que hacerlo en casa. Pero está claro que la sociedad en la que vivimos y la industria del consumo no deja de desarrollar miles de productos calóricos y sabrosos, acompañados además de acertadas y efectivas campañas de marketing y publicidad para animar el consumo innecesario. 

Entonces, ¿es culpa de los genes padecer obesidad o es culpa de nuestro control, nuestro entorno y de nuestros hábitos alimenticios? Podemos modificar nuestros hábitos, podemos comer más en casa y podemos dejar de comer fuera. Podemos evitar comer comida basura pero no podemos cambiar nuestros genes. 

Si has fracasado en el intento de cambiar tus hábitos alimenticios, una opción es ponerse en manos de especialistas en tratamientos de la obesidad. A través de un tratamiento personalizado y de un seguimiento pueden lograr que cambies tus hábitos alimenticios y consigas la pérdida de peso deseada. 



26 de marzo de 2014

Desmintiendo mitos sobre la obesidad (2):

Seguimos con el segundo capítulo de nuestra sección. Hoy vamos a desmentir un mito muy escuchado en las mujeres:

"Ahora que estoy embarazada puedo comer el doble"


Uno de los mitos que rodean el embarazo de una mujer es que durante el periodo de gestación puede comer por dos, por el bebé y por ella. Desde aquí queremos informar a todas las embarazadas del mundo que esto es totalmente falso. Los ginecólogos ya no recomiendan eso de libertad para engordarse porque han visto como un excesivo aumento de peso en la mujer repercute de forma negativa en la salud del bebé.

Uno de los errores más comunes es pensar que si se come el doble, el bebé nacerá y crecerá mucho más sano. Hay que saber que durante el embarazo el cuerpo de la mujer obtiene más nutrientes de la ingesta habitual de calorías y por tanto no es necesario aumentar la dosis en exceso, ya que solo puede suponer problemas en un futuro. Es más, los estudios apuntan a que tan sólo se debe aumentar la dosis calórica durante un periodo del embarazo y hacerlo con un aumento de 300 calorías diarias. Algo que se consigue fácilmente con un bocadillo, unas tostadas con lo que no es necesario atiborrarse o comer en exceso.


Otra equivocación generalizada es pensar que durante el embarazo es beneficioso el consumo de alimentos ricos en grasas o azúcares. No hay ningún beneficio ni ninguna justificación y el resultado será un sobrepeso difícil de recuperar tras el embarazo.

Recientemente hemos leído un artículo en Medical News Today que explica que la actitud y comportamiento con la comida de la mujer durante el embarazo es vital para el desarrollo, evolución y nacimiento del bebé. El artículo explica que no se debe pensar en "comer por 2" ya que solo puede repercutir de forma negativa.

El excesivo aumento de peso de la mujer se transforma en un aumento de tamaño del bebé y eso deriva en complicaciones durante el parto y también en problemas asociados tras el nacimiento del bebé.


19 de marzo de 2014

La obesidad en familia


Nos encontramos en un momento en que la obesidad cada vez afecta a más gente, tanto a adultos como a adolescentes, hasta el punto que la Organización Mundial de Salud ha calificado la obesidad como "la epidemia del siglo XXI".


La obesidad es una enfermedad que depende de muchos factores y variables que pueden propiciar o favorecer su aparición y evolución. Uno de los factores importantes es la familia.
Aunque así a primera vista decir que la familia afecta a la obesidad puede parecer una afirmación un tanto abstracta, vamos a intentar explicarnos. Por un lado hay que tener en cuenta la importancia de la herencia genética, un factor que se ha demostrado que puede afectar a la aparición de la obesidad entre un 40 y un 90% de los casos. Ante el poder de la genética poco podemos hacer, pero sí que podemos actuar en otros campos que también afectan a la aparición de la obesidad.

Predicar con el ejemplo en la mesa

Para empezar hemos de predicar con el ejemplo en cuánto a los hábitos alimenticios. La alimentación familiar es vital para conseguir un crecimiento saludable, una vida sana y conseguir evitar problemas de sobrepeso. Se ha demostrado que comer en familia es beneficioso para todos los integrantes de la familia. Comer juntos hace que se trate de una velada más distendida, con lo que se come más despacio y se ha demostrado que cuánto más lento, más masticas y menos engordas. Por tanto es más beneficioso intentar reunirse alrededor de una mesa para compartir un buen momento comiendo que comer solos, en el trabajo o por el camino.


Además hemos de darle importancia a comer en familia ya que de esta manera se suelen evitar alimentos precocinados o comida rápida y se opta por alimentos frescos y sanos. No podemos olvidar que inculcar desde bien pequeños unos buenos hábitos en la alimentación es vital para acostumbrar a los chicos y reducir las probabilidades de que la obesidad aparezca en edades adultas.

Incentivar la actividad física

El otro aspecto fundamental para llevar una vida sana es realizar deporte. Somos conscientes de que muchos padres pasan muchas horas en el trabajo y pueden estar poco tiempo en casa. Desde aquí animamos a qué el tiempo que estén junto a los pequeños de la casa se invierta en realizar alguna actividad conjunta. Es mejor salir a pasear, hacer una excursión o jugar a algo que pasar un rato frente a la tele o el ordenador. El sedentarismo es una de las principales causas del sobrepeso, y por tanto se ha de evitar y fomentar la práctica del deporte.

El apoyo de la familia

Para acabar, queremos destacar el poder que tiene la familia. Entre todos nos hemos de concienciar de los peligros que conlleva sufrir sobrepeso u obesidad y si vemos que un ser querido está sufriendo esta enfermedad lo mejor que podemos hacer es tratar el tema con la delicadeza que se trata. Intentar abrir los ojos y con el apoyo de toda la familia, luchar y apoyo en un proceso de pérdida de peso que suele ser largo y en la que hay muchos momentos de desmotivación. Con el apoyo de toda la familia es más fácil.





11 de marzo de 2014

Desmintiendo Mitos sobre la obesidad (1):


Hoy estrenamos una nueva temática en este blog: desmentir mitos que rodean la obesidad. Puntualmente vamos a escribir alguna entrada desmintiendo alguna de las leyendas urbanas que existen acerca del sobrepeso o la obesidad. Os dejamos con el primero:

"Estoy gordo pero sano"

Los ingleses lo llaman "Fat and Fit" pero no es más que un gran mito. Hay gente que piensa que pese a sufrir obesidad su cuerpo está la mar de sano ya que otros factores metabólicos como la presión sanguínea o el nivel de colesterol están en niveles correctos, saludables.

Un reciente estudio publicado por el diario británico The Times demuestra que pese a que quizás los niveles metabólicos sean correctos, una persona que sufre obesidad tiene un mayor riesgo de muerte prematura causada por la obesidad. Por tanto, pese a que la presión arterial sea correcta o mantengas a raya tu colesterol gracias a una buena actividad física, si sufres sobrepeso tienes más probabilidades de contraer otras enfermedades asociadas como el cáncer de colon o de páncreas,  obesidad abdominal o el reflujo gástrico.


También hay que sacar el lado positivo de la cuestión: si has conseguido mantener unos niveles  metabólicos adecuados ha sido gracias a los beneficios de la actividad física y de llevar una correcta alimentación. Si por desgracia, pese a llevar un patrón de vida saludable con unos buenos hábitos alimenticios no consigues bajar de peso, no te conformes con el "estoy gordo pero al menos sano". Acude a un equipo médico especialista en tratamientos de la obesidad y ellos analizarán tu caso de forma detenida para valorar porqué el metabolismo de tu cuerpo es correcto pero no consigues bajar de peso.


Existen diferentes tratamientos que pueden ser adecuados para tratar estos casos y conseguir perder esos kilos de más para poder gozar de una vida sana y saludable. Con unos niveles metabólicos correctos y una figura esbelta y sin sobrepeso.

26 de febrero de 2014

Llega la primavera, asoma el verano: Empieza a tratar la obesidad

Quedan pocos días para entrar de lleno en la primavera, y tras la primavera ya se echa encima el verano. Empieza el buen tiempo y miramos a nuestro cuerpo, es hora de plantearse una dieta, con el bañador a la vuelta de la esquina es un buen momento para empezar.



Todos queremos llegar a las estaciones calurosas del año con un buen aspecto físico, así que desde aquí os invitamos a poner remedio a esos kilos de más. Somos conocedores de que ponerse en manos de un tratamiento de la obesidad no es algo sencillo y que es necesario valorar muchos puntos. No es una decisión que se toma de la noche a la mañana pero desde aquí os animamos a hacerlo y para ello os pautamos las siguientes semanas para facilitaros el trabajo.

  • Concienciación e información general. Lo que tenemos claro es que queremos perder peso y que vamos a ponernos en manos de un tratamiento de la obesidad. Pues antes que nada, hay que informarse para escoger la mejor opción. Es necesario que realices una búsqueda exhaustiva de información. Cuánto más sepas, más objetivo puedes ser y saber qué es lo que necesitas.

  •  Hablar con un profesional. Una vez hayas adquirido conocimientos sobre tu problema y sobre las distintas soluciones que existen, es recomendable hablar con un profesional del sector. Llama y programa una visita. Sin ningún tipo de compromiso, pero será la mejor manera de conocer los tratamientos y soluciones, en tu caso específico.

  • Los expertos estudiarán tu caso y según tu historial médico, IMC, preferencias o condiciones te recomendarán uno de los distintos tratamientos eficaces que existen hoy en día. Una vez hayas tomado la decisión todo es cuestión de finiquitar algunas gestiones, la fecha concreta.... el paso más difícil está dado, ahora solo debes ponerte en manos del mejor equipo para tratar la obesidad.

  •  Seguir las indicaciones del equipo médico según el tratamiento escogido. Los tratamientos tienen algunos requisitos de preparación. Es tan sencillo como seguir las pautas que te dan y ya estás listo para someterte a un tratamiento.

  • Tras la intervención volverás a hacer vida normal enseguida. Pero es muy importante que realices un cambio de hábitos para que el tratamiento sea completo. El equipo de nutricionistas te acompañará y te hará un seguimiento las semanas posteriores a la intervención.


Casi sin darte cuenta ya estaremos de lleno en la primavera, incluso con el verano acechando. Pero tú has tomado la decisión a tiempo , no solo se trataba de un tema estético de cara al buen tiempo sino que has puesto remedio a una enfermedad que reduce tu calidad de vida, salud y bienestar.



Ahora solo es tiempo para disfrutar. Nueva estación, nuevos hábitos, nueva ropa y nueva imagen.