Terapiasobesidad.es te ofrece toda la información referente a tratamientos para combatir la obesidad y el sobrepeso, los datos publicados provienen de estudios y resultados obtenidos por el equipo de especialistas en endoscopia digestiva de Centro Médico Teknon. La información proporcionada en este sitio Web está dirigida a apoyar o complementar, y no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante de este sitio Web y su médico.

3 de septiembre de 2014

Balón Intragástrico como tratamiento previo a cirugía de la Obesidad

El balón intragástrico es un tratamiento indicado para pacientes que padecen sobrepeso y obesidad leve (Índice de Masa Corporal entre 25-30), u obesidad moderada (Índice de Masa Corporal entre 30-35), sin embargo también es un tratamiento recomendado para pacientes con obesidad grave y obesidad mórbida como tratamiento previo a otros procedimientos.


De este modo, diferentes estudios realizados a nivel internacional han demostrado la eficacia de un tratamiento con balón intragástrico en pacientes con obesidad o superobesidad que después se hayan sometido a otros procedimientos para combatir su enfermedad.

tratamiento con balón intragástrico
¿Cómo contribuye el tratamiento con balón intragástrico en casos de obesidad mórbida o superobesidad? 

El balón intragástrico se ha demostrado eficaz como tratamiento previo a una cirugía de la obesidad fundamentalmente porque el uso de este sistema  y el peso que pierde el paciente antes de la cirugía de la obesidad hace que se reduzcan los riesgos asociados a una intervención, es decir, la rápida pérdida de peso que se da con el balón intragástrico hace que disminuya el riesgo quirúrgico y  posibles complicaciones de la técnica que se vaya a aplicar después para tratar la obesidad.

Diferentes estudios demuestran que no sólo se disminuyen los riesgos sino que también se reduce la estancia hospitalaria en pacientes.

......

¿Por qué, en estos casos de obesidad grave después del tratamiento con balón intragástrico el paciente debe someterse a otro procedimiento?

A menudo, los casos de obesidad mórbida o superobesidad requieren una solución más radical a su problema de obesidad. 

Método Aspire nuevo tratamiento obesidad morbida
Sin embargo, desde hace relativamente poco, existe una nueva opción para el tratamiento de la obesidad grave (IMC de 35 a 39,9), Obesidad Mórbida (IMC de 40 o mayor), una opción muy distinta a las técnicas propias de la cirugía de la obesidad, fundamentalmente porque no requiere cirugía (con todo lo que ellos supone).

Ya hablamos de esta técnica que funciona como un sistema de aspiración. Un dispositivo que permite al paciente aspirar y vaciar una tercera parte de los alimentos que ingiere. Sólo requiere que el paciente adopte la rutina de "vaciar/aspirar" después de cada ingesta y que en paralelo a la pérdida de peso conseguida vaya modificando sus hábitos alimenticios y su estilo de vida. Las pérdida de peso media de nuestros pacientes tratados con este método es de medio kilo/un kilo por semana.  

Para más información sobre este método te invitamos a visitar nuestra explicación sobre el Método Aspire en este enlace ,en esta recopilación de artículos sobre este sistema Método Aspire tratamiento obesidad mórbida o bien contactando con nosotros llamándonos al Telf  93.290.64.34 o enviándonos un mail terapiasobesidad@gmail.com.



19 de agosto de 2014

Un mundo más dulce, más graso ...... y más obeso

tratamiento de la obesidad

La obesidad sigue creciendo a nivel mundial. Los motivos de que esto suceda son múltiples y variados pero sin duda la alimentación  y los cambios que se han producido en general en nuestra sociedad (más allá de los propios hábitos alimenticios individuales) son los principal es responsables de esta epidemia.


Por ejemplo, el aumento de endulzantes calóricos y el hecho de que cada vez se consuman más bebidas calóricas es sin duda uno de los factores que ha influido en los porcentajes actuales de población obesa.

Un dato:  El 75% de alimentos y bebidas compradas en los Estados Unidos contienen endulzantes calóricos adicionales.

Y es que las dietas alrededor del mundo son actualmente mucho más dulces que las dietas del pasado.

Lo mismo sucede con las grasas animales:  En las últimas décadas ha habido un notable aumento de alimentos de origen animal. Un consumo excesivo de alimentos de origen animal se asocia a una ingesta de grasas saturadas superior a lo "aceptable", a un aumento del sobrepeso/obesidad y a un aumento de la mortalidad.

¿Qué podemos hacer?

tratamiento de la obesidad balon intragastrico

Si bien vivimos condicionados por lo que ocurra en la sociedad que nos rodea, podemos elegir aquello que nos interesa y descartar lo que no nos conviene o regular las cantidades de lo que nos conviene y lo que no de modo que encontremos un equilibrio óptimo.


Sin embargo esta capacidad de elección va acompañada de una capacidad de control que nos permita saber qué y cuándo comer y adecuarlo a nuestro consumo calórico para que nuestra alimentación no afecte a nuestra salud.

cirugia de la obesidad barcelona
Si no conseguimos establecer unos hábitos de alimentación saludable por nosotros mismos y no somos capaces de seguir una dieta equilibrada, lo mejor es ponerse en manos de expertos en el tratamiento del sobrepeso y la obesidad que, con la ayuda de alguna "herramienta adicional" como puede ser el balón intragástrico o el método POSE, consigan la pérdida de peso necesaria para que mejore nuestro estado de salud y la interiorización por parte del paciente del cambio de hábitos alimenticios o dicho de otro modo, el saber qué comer, cómo y cuándo, necesario para que la ingesta de alimentos no provoque sobrepeso y obesidad.




12 de agosto de 2014

Tratar el sobrepeso: ¿Basta con comer bien?

balon intragastrico y metodo POSE ayudan a aprender a comer mejor

Si y no. Es decir, comer bien - de forma equilibrada, con una dieta apropiada y con unos buenos hábitos alimenticios adquiridos - es sinónimo de un peso saludable.
Sin embargo además de comer bien es importante  "mantenerse activo".


"Mantenerse activo" no significa necesariamente practicar deporte (que por supuesto es recomendable) sino practicar cualquier tipo de actividad física que compense y equilibre el gasto energético de lo que consumimos con lo que quemamos.



Sea cual sea la opción escogida para tratar el sobrepeso u obesidad (dietas, balón intragástrico, método POSE,etc..) en nuestros programas de tratamiento multidisciplinar de la obesidad, siempre insistimos en la importancia de 

a).- Interiorizar - de por vida-  los hábitos alimenticios y pautas que dé el equipo médico sobre cómo comer y qué comer.

b).- Aumentar la actividad física. No debemos olvidar que parte del aumento del sobrepeso de la sociedad actual viene dado por el aumento de una vida sedentaria.

Por ejemplo, para compensar un aumento de 120 calorías porque hemos comido de más, una mujer de unos 65 kilos debería caminar moderadamente rápido unos 30-35 minutos y un hombre un poco menos aprox.

A veces esta práctica de actividad física es más sencilla de lo que nos pensamos: El jugar con los niños, limpiar, caminar, ir a comprar etc.. hace que vayamos quemando poco a poco calorías. 

sedentarismo y obesidad
En definitiva, se trata de huir del sofá y de la vida sedentaria.


Por eso la respuesta a la pregunta, ¿basta con comer bien para perder peso?, es relativa, porque  no sólo se trata de comer bien sino de ajustar lo que comemos a lo que quemamos.


Cuanto mejor me siento y más peso pierdo, más fácil es manterme activo

Lo cierto es que para las personas que padecen sobrepeso u obesidad, una vez empiezan a perder peso les resulta mucho más fácil que antes el realizar cualquier tipo de actividad física, fundamentalmente porque la pérdida de peso les motiva y les aporta una serie de beneficios que hacen que las ganas de "moverse" y  abandonar el sofá sean mayores.

4 de agosto de 2014

Mamás estresadas y con “inseguridad alimentaria” tienen mayores posibilidades de tener hijos obesos

obesidad infantil y en adolescentes balon intragastrico

Según un estudio* cuando las madres sufren estrés los hijos tienen más  posibilidades de ser obesos.


En concreto el estudio realizado determinó que, en familias donde las mamás presentaban signos de estrés, la proporción de chicos con obesidad se duplicaba.

Los investigadores estudiaron una muestra de 90 niños de entre 1 y 18 años de edad, consideraron dos variables: la inseguridad alimentaria (la carencia o temer a la carencia futura de alimentos) y el grado de estrés de la madre, en función de factores físicos, económicos, familiares y mentales. 

La proporción de chicos con obesidad fue del 9,89 por ciento en los hogares sin estrés y el doble, un 18,68 por ciento, en los hogares con estrés.

Otro factor que predispone a una mayor obesidad en los hijos es el hecho de padecer lo que se conoce como “inseguridad alimentaria”. La inseguridad alimentaria se da cuando la familia ha padecido en algún  momento carencia de alimentos o temor a esa carencia. Esto hace que a medida que aumenta el poder adquisitivo de esa familia, tienden a comprar más alimentos y a fomentar una mayor ingesta de comida. Es algo así como “comamos ahora  que podemos permitirnos todo esto porque no sabemos que puede ocurrir mañana” y este hecho hace que ese núcleo familiar sea más propenso a desarrollar obesidad.

Por otro lado aún siguen existiendo muchas creencias y mitos relacionados con el sobrepeso en los niños. “Mejor que esté así que no flaco”, así como conductas de los padres que alteran las señales de saciedad del niño “acaba el plato aunque no tengas hambre, come un poquito más”.

El sobrepeso y la obesidad deterioran el estado de salud de una persona en menor o mayor grado, pero es evidente que cuanto antes empiece el problema del exceso de peso mucho peor. Por ello es importante que tanto padres como pediatras vigilen de cerca el problema del sobrepeso en los niños evitando que ese sobrepeso acabe en obesidad. 

Unos buenos hábitos alimenticios, un correcto equilibrio entre lo que se come y se quema y la práctica de ejercicio físico son suficientes para combatir la obesidad infantil.



* Según un Estudio realizado por la Sociedad Argentina de Nutrición 

29 de julio de 2014

¿Qué es para ti la obesidad?

El concepto obesidad es diferente para cada persona pero también depende de la diferentes fases por las que pasa la persona que padece sobrepeso.


Si bien en un inicio el problema de la obesidad puede ser visto como simplemente unos "kilos de más" o un "es mi metabolismo, soy así" poco a poco y a medida que pasan los años el exceso de peso va tomándose como un problema más serio, en especial si como consecuencia de este exceso de peso van apareciendo molestias (cansancio, agotamiento, molestias respiratorias...) y/o enfermedades de diversa índole que se relacionan con el exceso de grasa.

Aún y así, y a pesar de las diferentes visiones que pueden haber con respecto al problema de la obesidad, lo cierto es que hay algunas frases y conceptos que se repiten entre nuestros pacientes ante la pregunta: 

¿Qué es para tí la obesidad?


En la mayoría de casos la obesidad es vista como una "carga", como algo que dificulta y empeora de un modo u otro (desde pequeños detalles hasta problemas graves) su día a día.

Por ello hemos querido resumir aquí gráficamente cómo nuestros pacientes ven la obesidad:



tratamiento de la obesidad Método POSE mejores especialistas en España
1).-"Cómo si fuese todo el día con una mochila a mis espaldas".
Esta es la opinión más frecuente. Sentir que de algún modo llevan una "carga extra" a todas partes y hagan lo que hagan.








Tratamiento con Balón intragástrico mejores especialistas en Españ
2).-"Como un problema que llevo padeciendo desde hace años y que no consigo superar".
Los años de dieta,  las veces en las que se pierde peso para recuperarlo después (efecto yo-yo), la desmotivación por no poder hacer frente al problema.... hacen que muchos vean la obesidad como un muro que no pueden saltar o derribar.






Reducción de estómago metodo apollo
3).-"Voy arrastrando de esta carga": Es un ejemplo similar al de la mochila pero diferente puesto que tiene connotaciones del punto 2, es decir, es una carga y además esa carga se arrastra desde hace tiempo.









Tanto si padeces sobrepeso/obesidad como si no es así, nos gustaría conocer más opiniones sobre cómo es visto el problema de la obesidad. 

Podéis enviarnos las respuestas a nuestro perfil en twitter poniendo delante @TerapiasObesid  y la respuesta u opinión que corresponda.



17 de julio de 2014

Por primera vez después de mucho tiempo, me voy de vacaciones! y sin equipaje!

especialistas en obesidad barcelona

Esta frase es la que escuchamos hace unos días en nuestra consulta. Se trata de una paciente mujer de 62 años que desde hacía tiempo padecía obesidad grave y que ahora, 20 kilos menos después, se siente mucho mejor.


Al preguntarle  en una visita de seguimiento sobre cómo se encontraba en general, la respuesta que nos dio fue exactamente  esta: Por primera vez en muchos años me voy de vacaciones!

(lo del equipaje lo hemos añadido, esto no nos lo dijo, pero es cierto que se va con "menos equipaje" puesto que ha dejado atrás la "mochila de los kilos de más" que supone la obesidad).

Esta frase es un ejemplo muy claro de cómo la obesidad puede afectar a la calidad de vida más allá de sus enfermedades asociadas (que no son pocas) y de cómo el perder peso puede hacer que se recuperen sensaciones, emociones y momentos que dábamos por perdidos. 

El hecho de padecer obesidad hacía que esta señora se privase de muchas cosas (entre ellas ir de vacaciones) puesto que se sentía sin ganas de hacer nada, cansada, sin energías, insegura,... y a pesar de que todas estos obstáculos se iban "camuflando" de otro modo con excusas de todo tipo, ella sabía en el fondo que el problema de todo (o al menos una gran parte del problema) era el exceso de peso.

Esto es un testimonio absolutamente real y como este tenemos otros ejemplos que demuestran que el exceso de peso pone muchos más límites de lo que  pensamos.Por ello es importante hacer un esfuerzo por intentar combatir el problema de la obesidad así como frenar el sobrepeso para evitar que llegue a obesidad.

Esperamos seguir escuchando frases como esta que resumen más allá de analíticas, estadísticas de pérdida de peso o mejora de enfermedades asociadas, cómo el perder peso supone el ganar calidad de vida.

9 de julio de 2014

¿Mirar o no mirar la báscula?, ¿pesarse o no pesarse?

Método POSE Barcelona
Este artículo surge después de una reunión con pacientes tratados de obesidad que tuvimos esta semana. 

Afortunadamente todos ellos han conseguido perder peso, cada uno a su ritmo, y están contentos y satisfechos con los resultados obtenidos si bien aún se encuentran en tratamiento y seguimiento.

El objetivo de la reunión fue que los pacientes tuvieran la oportunidad de comentar entre ellos sus experiencias y como es su día a día en la nueva etapa iniciada por todos y cada uno de ellos para perder peso.

Este artículo hace referencia a una de las declaraciones que hizo un paciente cuando explico al resto del grupo  su experiencia anterior con respecto a la obesidad.





Ramón comentó que el sabía que tenia sobrepeso y que cada vez iba a más pero además de autoconvencerse con pretextos varios "siempre he 
sido "fuertote", "ahora estoy asíporque he dejado de hacer deporte", etc...se negaba a pesarse y no fue hasta que tuvo ocasión de pasar unos días fuera con su mujer cuando decidió pesarse en la báscula que había en el baño de la habitación del hotel donde estaban alojados.

La sorpresa (a pesar de que de sobras sabía que había ido cogiendo kilos) fue importante.

Este miedo a pesarse es normal, cuando uno lleva tiempo intentando perder peso (que no es el caso de este paciente que a diferencia de la mayoría no lo había intentado antes con dietas) o cuando uno ve que algo no va del todo bien, una reacción habitual es la de "hacer oídos sordos", y evitar enfrentarse con el problema.

Esto lleva a que a veces el sobrepeso se acabe convirtiendo en obesidad.

El no enfrentarse a la báscula es peligroso antes de iniciar un tratamiento para combatir la obesidad pero también lo es, e incluso más después de iniciar un tratamiento para perder peso.
Información sobre el Balón Intragástrico

¿Por qué? Porque cualquier tratamiento destinado a combatir la obesidad es una ayuda para que el paciente logre vencerla, pero no debemos olvidar que el compromiso y la implicación del paciente es fundamental. No porque "me haya hecho un tratamiento y haya perdido peso debo abandonar el seguimiento médico y no por ello debo bajar la guardia"

La obesidad es una enfermedad crónica, por ello es importante que nos "hagamos amigos de la báscula" tanto si el objetivo es perder peso como si el objetivo es mantener esa pérdida de peso. 

Balón Intragástrico BarcelonaNo se trata de obsesionarnos, ni de marcarnos plazos y objetivos imposibles, ni de frustrarnos si la báscula muestra algo que no queremos ver, simplemente se trata de reconocer que el problema existe, admitirlo y controlarlo para que no vaya a más o solicitar la ayuda de un equipo médico que haga posible que la próxima vez que nos enfrentemos a la báscula estemos motivados por la pérdida de peso y en condiciones de querer seguir controlando como evoluciona nuestro peso. 

Porque a partir del momento en que ves la báscula como un elemento que te va ayudar a controlar el problema del sobrepeso y a cuidarte, en lugar de verlo como un elemento que te fastidia porque te recuerda que te sobran kilos, a partir de ese momento ya se está produciendo un cambio de mentalidad favorable al cambio de hábitos alimenticios y de estilo de vida que se necesita para perder peso.